Soy Abigail Miquel, delineante autónomo.

Especialista en trabajos urgentes

¿Tienes una punta de trabajo y te falta personal?

Siendo realistas, las puntas de trabajo son el pan de cada día en la mayoría de estudios de arquitectura.

Muchas veces no es práctico tener un trabajador más en plantilla… la mitad del tiempo estaría de brazos cruzados. Pero no contratar a nadie tampoco es la solución.

Un delineante freelance puede ser
la vía de escape que necesitas.

Puedo aportar a tu negocio:

Flexibilidad

No tienes por qué contratarme para un año... podemos trabajar por proyectos.

Rentabilidad

Me llamas cuando me necesitas. Y punto. No me pagas por estar de brazos cruzados. Además, te quitas el IVA, desgravas gastos y ahorras en seguridad social y finiquitos.

Compromiso

Puedo reservar X tiempo a la semana solo para ti. Así tienes controlados tus recursos en todo momento.

  • Levantamientos
  • Propuestas de distribución
  • Digitalización de planos
  • PDF a DWG o RVT
  • DWG a RVT
  • Impresión de proyectos (PDF o plotter)
  • Proyecto básico
  • Proyecto de ejecución
  • As built
  • Proyectos de actividad
  • Comunicaciones ambientales
  • Labores de gestión de proyectos ante la administración
  • Planos para proyectos de obra civil
  • Planos de estructuras
  • Memorias
  • Mediciones y presupuestos (Arquímedes y Presto)
  • Modelos 3D sencillos

Te ofrezco resultados, y un mejor control de tus recursos

En la medida de lo posible, me gusta pactar un precio cerrado por cada tipo de trabajo, en función del volumen y la complejidad.

Siempre no se puede valorar por trabajo… A veces necesitarás que haga varias tareas, y acordaremos un precio por hora o por jornada. Pero si me necesitas para algo muy concreto, lo mejor es un precio cerrado.

Finalmente, lo que quieres es un resultado. Las horas que me cueste de hacer son mi problema. Ya me preocuparé de ser rápida, dalo por hecho. Por otra parte, cuanto antes salga el trabajo, mejor para ti.

No tiene sentido contratar por horas cuando realmente estás buscando calidad, y controlar tus recursos en cada momento.

Control de costes

Si pillas un delineante lento que trabaja por horas, te va a costar un ojo de la cara. Lo peor es que te das cuenta cuando ya no hay remedio y has perdido el margen que tenías.

Conmigo sabes desde el principio cuánto te va a costar. Las horas que trabaje son mi problema.

Control del tiempo

Si me desplazo a tu oficina es fácil saber cuántas horas he dedicado. ¿Y si estamos a cientos o miles de kilómetros? No tienes cómo controlar si te facturo horas reales o no.

Yo sé que soy honrada, pero también sé que tú necesitas alguna garantía. Una buena solución es facturar por trabajo.

Una extensión de tu estudio

En el momento que necesites

Me adapto a tu forma de trabajar

En cada despacho hay unas normas de dibujo, estructuras de archivos, orden de trabajos…

Quiero entregarte un resultado óptimo, como si lo hubieras hecho tú, o uno de tus mejores empleados.

Como un solo equipo

Creo en la comunicación y la colaboración. Se consigue guardar un orden en los proyectos y dibujos, y todo sale mejor.

Esto no es una competición, es trabajo bien hecho y echar un cable a los compañeros cuando hace falta.

Prueba el servicio, verás como repites

Cuéntame:

Trabajos realizados
como delineante autónomo

¿Te falta personal?