Abigail Miquel – Delineante colegiada nº 2592

Técnico Superior en Desarrollo y Aplicación de Proyectos de Construcción

Junio de 2012 – Xàtiva (Valencia)

Delineante freelance para colaboraciones puntuales o continuadas: una punta de trabajo, empleados de baja o vacaciones, o si necesitas un delineante para unas cuantas horas a la semana.

Delineante autónomo presencial o a distancia.

Hola. Me llamo Abigail Miquel, vivo en la provincia de Valencia y soy delineante autónoma.

Acabé de estudiar en plena crisis, bla, bla bla…

Crisis, crisis y más crisis. Estoy harta de esa palabra.

Parece un escudo que muchos técnicos utilizan para quejarse y llorar por los rincones.

Sí, el mercado ha cambiado. ¿Y qué?

Hay que adaptarse.

Es verdad que cuando elegí estudiar delineación no me imaginaba como freelance. Pero aquí estoy. También tiene sus ventajas.

No soy el centro del universo, tantos millones de personas han tenido que adaptarse a la nueva situación laboral, y nadie se ha muerto por eso. Dejemos los dramas para las películas.

Tú también te has buscado la vida, y aunque te gustaría tener un despacho de arquitectura o ingeniería como los de antes, de momento no puedes. Tanto el volumen como el tipo de trabajo son muy diferentes a los de hace 10-15 años. Te pagan menos por los proyectos, así que no puedes tener una plantilla muy allá. Con lo justo, y haciendo más horas que un reloj. Eso sin hablar de las puntas de trabajo… estrés, agobio y falta de sueño.

Sabes que necesitas un delineante, pero ahora mismo no te sale rentable. La mitad del tiempo estaría sin nada que hacer. Y eso no mola. Tu dinero puede rendir más.

¿Y si contaras con un delineante autónomo que te echara un cable cuando estás más agobiado?

Quizá es más caro de lo que imaginabas en un principio, pero si haces números, te sale a cuenta. Piensa que:

  • No tienes obligación de continuidad
  • No pagas seguridad social
  • Ni vacaciones
  • Ni finiquitos
  • Te quitas el IVA
  • Te desgravas mi factura como gasto

Haz números y verás.

Has sabido adaptarte, y ahora tienes que seguir avanzando.

Si quieres avanzar conmigo, maravilloso.

Pero antes tengo que avisarte de algo. Dos cosas:

Primero. No tengo todo el tiempo del mundo para ti. Algunos clientes son fijos, así que no esperes que dedique 40 horas a la semana porque no soy omnipresente. Cuando tengo demasiados proyectos a la vista suelo recomendar a algún compañero que trabaja bien.

Segundo. Quienes me conocen ya saben que soy selectiva. Hay cosas que no hago, por mucho que me paguen. Por ejemplo:

  • Instalaciones militares y fábricas de armas
  • Casinos, casas de apuestas... ludopatía en general
  • Clubs nocturnos, discotecas y similares
  • Tiendas de magia, esoterismo, etc.

Si aún quieres trabajar conmigo